Se definió el segundo ascendido a la Liga Mendocina de Fútbol «A» y fue Universidad Nacional de Cuyo tras ganarle al Cicles Club Lavalle por dos tantos contra uno.

El partido se fue dando de menor a mayor, siendo la UNCuyo más dominante y mejor plantada dentro del terreno de juego. El equipo de Distante fue buscando abrir el marcador desde el primer minuto, mientras que el Cicles esperaba en la mitad del campo al equipo rival para salir de contra-ataque. La primera emoción de la tarde llegó a los 21´ de la primera etapa, tras un centro de Aspitia, Vallecido (CCL) cabeceó tratando de sacar hacía afuera el peligro pero, desafortunadamente para el medio campista, salió al arco y marcó un gol en propia meta. Luego de la mano de Bazán y Cortez, el equipo lavallino intentó descontar y crear situaciones que comprometan a Otarula, no fue muy efectivo y la primera etapa finalizó uno a cero a favor del verde.

En el complemento el equipo universitario cedió el balón al melonero, esperándolo en tres cuartos del terreno de juego. Con toda la injundía y garra que caracterizó al equipo de Curallanca, ahí iba el Cicles, en busca del empate para el delirio de toda la gente que había viajado al Blázquez a ver a su equipo.  Esta estrategia era peligrosa, ya que quedó en desventaja numérica a la hora de defender el equipo melonero, es por ello que Navarro aprovechó esto ampliando la ventaja a favor de la UNCuyo. Luego llegando al final del partido descontó Vallecido para el Cicles.

Una vez finalizado el partido, nos encontramos con otra mancha en la historia del fútbol mendocino. La hinchada del Cicles Club Lavalle entró al terreno de juego, agrediendo a la terna arbitral y a su seguridad, siendo este otro capítulo final negro e inesperado ya que el partido no tuvo influencia en el resultado el árbitro Márquez. Lamentable.

Por MBourguet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.