El Comité Ejecutivo de la AFA definirá el día 28 de abril, a través de una reunión virtual, el futuro del fútbol argentino, como serán sus respectivos torneos, clasificaciones a copas, descensos y ascensos, los cuales están en disputa hace más de un mes a causa del COVID-19.

 

Empezando por la Copa Superliga, se dará por terminada, aunque los puntos adquiridos no se tomaran como perdidos, estos serán sumados a la tabla anual de clasificaciones de Copas. A consecuencia Boca, River, Racing y Argentinos, los cuatro a la delantera, clasifican a la Copa Libertadores, mientras tanto Vélez, San Lorenzo, Newell’s, Talleres de Córdoba, Defensa y Justicia y Lanús se encontrarán en la Copa Sudamericana. Los partidos no jugados -Defensa vs. Estudiantes y River vs. Atlético Tucumán- serán suspendidos. Aunque todavía no se define como se reparten las posiciones, quedan dos lugares vacantes en la Libertadores, uno en la Copa de la Superliga y uno ultimo por Copa Argentina.

 

Es definitivo que no habrá descensos este año, volverán a bajar equipos recién en 2022, mientras tanto se seguirán los promedios. Al terminar la pandemia, los equipos que pelean por el ascenso, se definirán en el campo de juego. Esto llega a favorecer a Godoy Cruz ya que se eliminan cuentas.

 

La copa que más corre riego es la Libertadores, ya que se encuentran países afectados por la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.