El pasado domingo, por la última fecha del Federal A, Huracán Las Heras se enfrentaba a Ferro de General Pico, en el estadio General San Martín.

El Globo vencía por 3 a 1, con goles de Bruno Nasta, Agustín Verdugo y José Méndez. A los 34 minutos del complemento comenzaron los incidentes, que terminaron con balazos, que dejaron herido a Mauricio Romero, director técnico del equipo de La Pampa.

Luego del tercer gol del local, comenzaron a correr de manera desesperante hacia la zona de vestuario los jugadores, árbitros y todos los que se encontraban en el campo de juego. Allí lo atendieron a Romero, que afortunadamente no tuvo una herida de gravedad.

¿Por qué ocurrió este episodio?

Un grupo de la «hinchada» de Huracán Las Heras que no se encontraba en la popular sino afuera de la cancha, intentó ingresar. Como no pudieron, comenzaron a disparar hacia el interior del campo de juego.

Un hecho vergonzoso que no hace más que reafirmar el estado de locura a la que someten en contadas ocasiones protagonistas, de lo que debería ser un espectáculo deportivo simplemente y que concluye con un acto de sobrevivencia para no ser alcanzado por este accionar violento de salvajes.

El partido quedó suspendido y será el Tribunal de disciplina de la AFA el que determine la sanción para Huracán.

Comunicado oficial de Ferro:

Se intenta determinar si los disparos provinieron de las afueras del estadio o desde la propia tribuna, tal como aducen desde el club pampeano, al tiempo que se cuestionan los controles policiales tanto en el interior como en el exterior de la cancha de Las Heras.

En el día de hoy, presentó su renuncia el presidente del Club, Rafael Giardini. Que expresó que el episodio de violencia registrado: “es la muerte del club”, y que le cuesta encontrar explicaciones a lo que pasó en su institución: “creo que todos los argumentos que queramos brindar nos dejan totalmente descolocados. No nos había tocado nunca vivir semejante barbaridad. Tenemos una vergüenza de gran nivel. Esto es matar al club y no creo que haya dirigentes o jugadores que quieran quedarse”.

Comunicado oficial de Huracán Las Heras:

Por el otro lado, Roberto Munives, jefe de la Policía de Mendoza, comentó: “Se hicieron pericias y no hay indicios que hubo tenencia de armas dentro del estadio”. Para Munives, los tiros se produjeron en la zona externa del estadio. Hasta ahora hay 9 detenidos de Las Heras y se busca determinar el grado de participación, que vuelve a poner en escena lo peor de la violencia del fútbol en la Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.