En diálogo con Toco y me voy, Pablo Staringher, DT de Andes Talleres Futsal, habló del título obtenido hace poco y los desafíos que trae la temporada 2022 para el matador.

1° ¿Qué significó para vos haber sacado campeón a Talleres después de tantos años?
Siempre es lindo para los entrenadores poder coronar el trabajo y esfuerzo de todo el equipo. Estar trabajando y viéndonos con el plantel todos los días, hace que se vuelva una obsesión, y haberlo logrado después de tanto tiempo, donde en el medio el club disputó finales que no pudo ganar, me llena de satisfacción. Además, desde el primer día que llegue al club, tuve la intención de querer materializar títulos y se lo transmití a los jugadores. Mi intención era sumar estrellas a un escudo que ya es grande.

2° En el primer semestre al club le costó afianzarse, ¿Cuál consideras vos, que fue el cambio que tuvo el equipo para el segundo torneo?
El gran cambio fue el tiempo de trabajo que tuvimos juntos. Hicimos un trabajo muy similar al primer semestre, en ese primer torneo se nos estaban dando los resultados pero todavía no estábamos consolidados en la idea, ni en el grupo. Nos tocó notarlo en el partido frente a Independiente Rivadavia, no estábamos solidos mentalmente, no estábamos sólidos en los conceptos y sobre todo no estábamos solidos como equipo; entonces se nos complicó un partido que teníamos casi ganado y no tuvimos la lucidez para poder darlo vuelta. A diferencia de la final con Jockey, si tuvimos esa lucidez y fortaleza frente a las situaciones adversas que se nos presentaron. Pero destaco el trabajo de los jugadores que trabajaron muy duro todo el año y pudieron ver frutos en este según do semestre.

3° Con respecto a la final en el Microestadio, ¿Cómo viviste ese partido y como manejaste al grupo frente a las situaciones de tensión que se les presentaron?
Uno vive los partidos de finales, con una gran emoción y una pasión muy grande, entonces se tiene que preparar mentalmente para que esa ansiedad, de que el partido ya está casi terminado y el objetivo esta tan cerca, no le gane y tampoco le juegue en contra a la hora de tomar decisiones. Hay que poder imaginar las diversas circunstancias que se pueden presentar y buscar la manera de resolverlo y poder transmitírselo a los jugadores. Para eso, hay que trabajar mucho de los mental y lo táctico, y como los jugadores se preparan desde lo físico. Yo antes de un partido así, trato de estar muy alerta y pendiente de lo que pueda pasar, averiguo información del equipo rival y estoy muy atento porque cualquier detalle puede hacerte perder una final.
Puntualmente en la final, a nosotros nos empatan dos veces el partido, el primer empate fue muy “doloroso”, porque nosotros nos vamos al vestuario con mucha duda de cómo íbamos a afrontar ese alargue y el rival se fue con el autoestima altísimo. Una vez que llegamos al vestuario, yo hice foco en hacerlos entender a los chicos que el empate había sido producto de una genialidad de Nicolás Páez, que él era capaz de hacer eso y que de ninguna manera el equipo debía sentirse resentido ni frustrado porque no habíamos cometido un error garrafal. Trate de afrontar la charla sobre esa situación, ya que uno como entrenador en esos momentos se la juega, a ver si da en la tecla de decir lo que necesita el equipo. Gracias a mi experiencia, por las finales que he sido participe, tanto en la victoria como la derrota, me hicieron poder convencer a mis jugadores que solo había sido una situación de juego. Y así el equipo salió a jugar un suplementario, que desde mi punto de vista fue bastante bueno.

Después de lo que fue una importante consagración, a Talleres se le viene un 2022 interesante, a partir de eso, ¿Cuáles consideras vos que son los objetivos primordiales y hasta donde crees que puede llegar el equipo?
Vamos a tener un 2022 muy lindo e interesante, nosotros trabajamos mucho en bloque con la primera B, ambas primeras entrenan juntas y con el técnico del equipo B, Alberto Vaquer, y sus ayudantes, dialogamos constantemente. Lo primero que hacemos es conformar los planteles correctamente, yo creo mucho en la conformación del plantel antes de empezar el año, eso te da un plus espectacular a la hora de trabajar. Ya tenemos pensado subir a dos jugadores de la B a la A, pero todavía no puedo confirmarlo. Yo creo que el club debe seguir por el camino que va, ya que todos los técnicos trabajamos en conjunto, desde las divisiones infantiles hasta la primera, vamos tratar de seguir potenciándolo.
Particularmente hablando de Talleres A, yo espero y creo que podemos seguir creciendo, a mí me gustaría que el equipo tenga un juego mucho más prolijo, mas dinámico y que tengamos los conceptos mucho más claros. Y sin dudad, nuestro objetivo es pelear los cuatro torneos que se nos van a presentar, tanto como torneo Apertura, Clausura, la Copa Mendoza y la División de Honor; después ojala podamos coronar algún torneo y también nos parece muy importante que los jugadores puedan aprender del proceso que lleva al resultado. Para eso vamos a seguir trabajando día a día, siempre charlando con el cuerpo técnico acerca de cada jugador, de que necesita cada chico para que podamos sacar lo mejor de él.

5° Ahora que Talleres tiene a sus dos primeras en la máxima categoría, ¿Qué tipo de charlas se dan con el técnico de la primera B?
Primero que nada tenemos muy claro el rol que cumple cada primera dentro del club, eso se lo trasladamos a los jugadores. No tenemos dos primeras para que compitan ferozmente entre ellas, únicamente compiten los cuarenta minutos que les toca cuando se enfrentan eventualmente, ese es el único momento en que somos dos equipos diferentes. Los roles de cada primera están establecido, Talleres B es un equipo formador de jugadores, que obviamente compite y busca estar en lo más alto. Y si todo eso se da y logra obtener un título, perfecto, pero ese es un extra al objetivo principal que tiene Talleres B. Por su lado el equipo A, es el equipo insignia del club, que tiene que intentar estar en los primeros planos, peleando la punta del torneo, siempre tratar de estar lo más alto posible. Es por eso que están muy claros los roles de cada primera.
Se da lo mismo en todas las categorías que tiene el club, obviamente por la jerarquía de los jugadores de cada categoría y la juventud de algunos, se va trabajando de cierta manera, pero siempre apuntando al mismo lado y que los chicos puedan adaptarse. Ese fue el caso de Puerto Madryn, nosotros hicimos un solo entrenamiento y mira que buenos resultado tuvimos, al venir trabajando así, a mi como entrenador me costó muy poco armar una buena estructura, ya que los chicos venían con una idea muy clara.

6° Ahora saliendo un poco de lo que es Talleres, quería enfocarme en lo que es la selección Mendocina, desde tu posición, ¿Qué se siente estar en un lugar tan importante en la selección?
Uf, yo estoy hace mucho tiempo en este deporte, y me tocó jugar en varias etapas tanto de la selección Mendocina, como selección Argentina. Entonces el día que me toca ponerme el buzo de la selección para dirigir a los chicos, trato que se sientan jugadores de selección, es decir, dejarles siempre algo del día a día, hacerlos entender que la selección es algo importantísimo y que han llegado ahí gracias a su club y al sacrificio que han hecho. Yo creo que es algo importante que un técnico debe transmitir, además de los conceptos de futsal. A mi justo me toca una selección de jóvenes que es un pre primera división, donde los chicos están con muchísimas ganas de aprender, donde se les puede transmitir muchas cosas y esto se termina viendo como lo que paso en San Rafael, no solamente fue el título, sino también el grupo humano con el que pudimos trabajar.

7° A partir de esto que mencionas, y el equipo que te toco dirigir en San Rafael, ¿Consideras que ya hay chicos que están para jugar en la máxima categoría de la selección mendocina?
Hay muchos jugadores jóvenes que están con un gran crecimiento y con un gran nivel, pero también hay que considerar que hay una gran cantidad de jugadores intermedios de 24 y 30 años que están en un gran nivel, entonces el técnico de la selección mayor va a tener una linda tarea en poder elegir a aquellos jugadores jóvenes que se mezclen con aquellos chicos más experimentados, para poder formar un buen plantel mixto que tenga un buen nivel.
Por el momento hay varios chicos que están en un nivel para por lo menos estar en una preselección y que tengan la chance de mostrarse, después el técnico elegirá a los mejores 15. Aun así yo siempre trato de explicarle a los chicos que no es solamente jugar bien, sino también es encajar en el sistema de juego que quiere cada entrenador y por esa razón no deben quedarse frustrados si no quedan dentro del equipo, simplemente son estilos de cada entrenador.
Deben entender que tienen que irse satisfechos de que dieron todo pero que no quedaron por solo pueden ser 15, y así son las reglas del juego. Cada técnico veo lo considera mejor para el equipo dependiendo del momento de cada jugador.

8° Para finalizar, quería hacerte una pregunta a modo de juego, si tuvieras la posibilidad de traer a algún jugador mendocino que esté jugando acá o en el exterior, ¿A quién traerías?
Si pudiera traería a varios (entre risas), pero antes de responderte me gustaría explicarte la política con la que me manejo dentro del club que considero que está muy buena. Nosotros intentamos reforzarnos con jugadores del propio club, que quiere decir esto, formar para reforzar la primera y solamente existiría la posibilidad de traer jugadores de afuera que sean de primera línea, es decir, jugadores de elite. Si es un jugador joven a quien traemos, es bueno porque entra en nuestro proceso de formación, formarlo de joven para que pueda encajar perfectamente al sistema de la primera. Esto únicamente se puede dar con un jugador que venga desde las formativas, uno no puede pretender formar a un jugador de 21 años. Un caso puntual que puedo nombrarte sobre el trabajo de formativas es el de Santino Muscianisi, cuando el sube, ya venía trabajando muchos aspectos, entonces no hubo que frenar a todo el equipo para que Santino se acomode, el directamente se acoplo. Eso es un refuerzo, porque si no muchas veces nos ha pasado que traíamos a alguien de afuera con muchas condiciones pero que debíamos frenar al equipo para que este jugador se adaptara a los conceptos de juego.
Ahora si contestando a tu pregunta, yo tengo una gran relación con varios de los jugadores de primera línea que están acá o en el exterior; es por eso que al jugador que me gustaría traer, no sé si a Talleres porque está muy identificado con otra camiseta pero si a una posible selección, seria a Renzo Grasso. A mi Renzo me parece un jugador excepcional en muchos aspectos, entiende el juego de una forma muy interesante, yo soy muy meticuloso en el tema del juego, donde hay que ser muy meticuloso en el juego colectivo. Yo considero que reúne esas características, es joven, está vigente, así que si tuviera que elegir a solo uno para traer, yo elegiría a Renzo.

Fotografía: Gentileza Prensa Andes Talleres Futsal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.