Así lo afirmó el delantero de Andes Talleres, Jesús Baldaccini. En diálogo con Toco y me voy, habló sobre el buen momento que vive en el equipo, tras conseguir el campeonato por la liga mendocina. 

Baldaccini detalló sus sensaciones tras darle un título al azulgrana después de 50 años: “Salí campeón con otras instituciones y tuve la suerte de ganar otros torneos. Este tuvo un sabor especial, porque en la primera parte del año perdimos la final contra Gutiérrez. Se notaba un plantel que tenía ganas de ganar y pelear por cosas.” afirmó el delantero.

Continuando con el tema agrega: “Teníamos un objetivo claro. Quizás no tuvimos los recursos necesarios, porque éramos un grupo muy corto, no teníamos recambios y las lesiones nos iban diezmando, pero nunca perdimos el foco. Sumado a esto, nuestra cancha tampoco estaba en las mejores condiciones. Es decir, tuvimos esas cosas que otros equipos no tienen, ya que nosotros sí las teníamos.

“Lo que hizo que nos mantuviéramos enfocados, fue que los jugadores grandes siempre tiramos para adelante y los chicos supieron acoplarse bien. Nunca hubo quejas, siempre había positivismo y eso se vio reflejado en los partidos.” comentó Jesús.

El delantero dio detalles sobre el ánimo del grupo antes y después del partido final contra Rivadavia: “Pensábamos que al pasar el hexagonal y los partidos, no se nos podía volver a escapar. Estábamos muy enfocados. El primer tiempo contra Rivadavia fue muy bueno. No tuvimos la posibilidad de hacer un gol para tener ventaja, pero aún así salimos a la cancha. Nunca perdimos la cabeza, sabíamos que en algún momento lo íbamos a dar vuelta, como nos pasó en muchos partidos, porque la mayoría fueron complicados. Siempre tuvimos la desventaja y la supimos revertir.”

Sumando a la historia, relata un hecho curioso que casi lo deja afuera del partido: “En mi caso. jugué casi todo el torneo con una lesión en el cuádriceps que no me dejaba jugar por mucho tiempo sino de a ratos. Cuando me tocó entrar, percibía que mis compañeros estaban totalmente enfocados. Tuvimos la suerte de nuestro lado, porque los goles llegaron en el momento justo. No nos interesaba como iba el otro partido ya que dependíamos del otro resultado, porque nosotros sabíamos que íbamos a ganar como sea.” afirmó Baldaccini.

El delantero fue uno de los protagonistas del partido. Tras ejecutar un penal, fue el autor del gol que selló el triunfo de Talleres. Recordando ese momento, dijo lo siguiente:  “Me sentí bien, porque tenía ganas de anotar un gol y además se lo había prometido a mi hijo. Yo no soy quien ejecuta los penales, sino Agustín Sanfilippo. Fui de una y se la pedí. En el festejo del gol no pude salir corriendo porque luego de patear, me terminé desgarrando. Sin embargo, todo valió la pena.  Hoy en día lo pienso y me sigo emocionando. porque para todos esta fue una final histórica y yo pude meter un gol para cerrar el triunfo.”

También no dejó de resaltar el arduo trabajo de la dupla técnica, conducida por Matías Ligutti y Gonzalo Mut: “No hay una cabeza del grupo. Ambos laburan a la par y yo les digo que se complementan muy bien. Uno tiene una visión de juego que entiende todo rápidamente, y el otro lo comunica de una forma muy clara y motivadora. Por eso pienso que hacen un equipo de trabajo muy bueno.” afirmó el delantero.

“Yo creo que la clave de ellos está en tener unidad, humildad y ganas de seguir creciendo, porque son dos chicos jóvenes, hasta más chicos que yo. Ellos nunca confundieron el camino, tienen muchos amigos en el plantel y supieron establecer una distancia entre los jugadores y los técnicos. Creo que esto fue un gran acierto.”

En consonancia con el tema, dijo lo siguiente: “Se tomaron las cosas en serio porque son hinchas del club, para ellos este triunfo tiene un valor doble. Por todo el laburo que hicieron, se lo merecen, y también el preparador físico Jorge Barahona quien hizo un enorme trabajo.”

Con los recuerdos a flote, Baldaccini habló sobre su extensa carrera y su rendimiento en el equipo: “Tuve otros momentos donde jugué en otras categorías y sin duda estuve bien. Lo que siento es que la madurez que tengo hoy no la tenía hace un tiempo. Quizás no se refleja en la cantidad de goles que meto, que antes si metía. Siento que ahora soy más útil para el equipo. Nunca había pensado meter en un torneo 6 o 7 asistencias, como lo hice en este y que me hicieran penales. Es decir, fui un poco más funcional en el equipo y pude entender que más allá de ser un delantero que vive del gol, en mi caso, puedo hacer que los demás lo hagan.”

“Quizás me tocaba el trabajo sucio de chocar o de pelearla, todo para que los demás les quedara y pudieran hacer el gol o generar las faltas para que un compañero ejecutara un buen tiro libre o un penal. Creo que estoy en un buen momento, pero se complica porque uno ya es grande y se me pasa por la cabeza el tema de ya no jugar más. Pero aún así estoy metido y con muchas ganas, luego veremos que pasa más adelante.” afirmó Baldaccini.

Adentrándose en su pasado profesional, habló sobre su llegada al club y la gran bienvenida que recibió: “Este es mi club número 12 en el que juego, porque venía de jugar y encariñarme con la Fundación Amigos donde jugué los últimos 5 años. No me fui bien, no sentí que me tratarán como se debía, no quería jugar más. Ya no quería saber más nada porque el fútbol tiene momentos ingratos. La gente de Talleres me llamó, más precisamente Nicolás y Nahuel Sanfilippo. Ambos son buenos amigos y me hicieron entender que talleres era una institución distinta, ordenada y con buena gente. Creo que esto hizo que me sumara, no puedo decir nada que sea distinto. Conmigo se comportaron de diez y me brindaron todo lo que tenían a su alcance. Me hicieron sentir cómodo e importante.”

Enfatizando sobre el tema, agrega: “Cuando uno es querido así en una institución, de parte de los hinchas, la dirigencia y ni hablar de los compañeros, es inevitable encariñarse. En mi caso pasó eso, porque siento que dí un plus en cada partido, que cuando podía lo dí. Esta no fue la única vez que jugué lesionado porque me tocó estar mal físicamente, pero la institución te lo pedía. Hoy en día me siento identificado con Talleres, porque me siento muy cómodo. Haber logrado algo tan importante me hace pensar en disfrutarlo y seguir de la mejor manera en el club.”

Luego comentó sobre su futuro en el equipo y su deseo por retirarse en Talleres: “Me gustaría terminar mi carrera acá, esa es la realidad. Siempre digo que este es mi último año, y luego pasa que llegamos a una final o ganamos algo. Al igual que en Fadep, decía que este año terminaba y luego terminamos ganando el regional, este año no jugamos más y ganamos la liga, este año no juego más y fuimos a la final con talleres, a la siguiente no juego más y terminé saliendo campeón con Talleres.”

“En los últimos 4 años siempre me tocó pelear por algo y eso demuestra que todavía estoy para jugar. Mientras pueda seguir acomodándome con mi familia, mi trabajo y las piernas me sigan andando, seguiremos. Ojalá sea en Talleres, me gustaría retirarme en un club donde uno es querido y ha logrado cosas. Ojalá que también pueda seguir ayudando desde mi profesión o en lo que pueda con el club.” dijo el delantero.

De cara al próximo torneo, el delantero manifestó sus expectativas personales: “Ojalá que los dirigentes logren retener a la mayoría de los jugadores, se qué estamos en una difícil situación económica. Aparte del equipo campeón, todos los equipos vienen a buscar sus jugadores. Obviamente, si los chicos tienen mejores propuestas ojalá que se vayan y les vaya muy bien. Sería muy importante que la base del equipo siga. Llevamos compitiendo 2 torneos, ojalá que sigamos en la misma. Espero que la identidad que hemos logrado se mantenga y que la sigamos peleando.”

A su vez remarcó la organización que debería tener el torneo en beneficio de los jugadores: “Espero que la liga se organice un poco, porque los torneos que han armado últimamente son muy desorganizados, en especial para el jugador amateur porque trabaja todo el día. Jugar tres partidos en una semana es una locura porque tenes que entrenar y recuperarte. La pandemia hizo de este torneo uno de los más duros que nos ha tocado jugar.” afirmó el delantero.

En ese sentido, agrega lo siguiente: “Ojalá que esto mejore para que los partidos tengan un mayor nivel y que el jugador pueda rendir de la mejor manera. Creo que en ningún torneo del mundo se juegan 15 partidos en dos meses. Es una locura. Lo bueno es que lo pudimos hacer porque estuvimos a la altura. Sacamos un plus que siempre nos hizo pasar por encima de todos los rivales.”

Baldaccini no dejó de remarcar el compromiso de los hinchas, quienes fueron fundamentales en el ánimo del equipo: “El hincha de Talleres resultó ser un hincha especial. Cuando empezamos a jugar los primeros partidos, ellos iban y se mostraban en contra de nosotros sobre cómo nos iba y nos lo hicieron saber. Los 6, 7, 10, 15 o 20 hinchas que siempre fueron, nunca pararon de apoyarnos. Si nos iba bien o mal, siempre iban a apoyarnos. Lo único que puedo decir es que estamos muy agradecidos, porque si hacía falta que se metieran y arreglaran la cancha lo hacían o si querían hacernos unos fideos antes de un partido lo hacían.”

Para cerrar, dio un mensaje de agradecimiento: “Hay hinchas que hicieron mucho por nosotros y por eso estamos totalmente agradecidos. Para los demás, quiero que sepan que se logró algo muy lindo, por eso tienen que disfrutarlo porque esta es una institución que estuvo 50 años sin salir campeón. Tienen que seguir festejando unos 5 o 6 años más, hasta que volvamos a salir campeones, porque este fue un logro muy grande.” 

Fotografías: Gentileza Prensa Andes Talleres Fútbol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.