La fecha 18 de la Primera Nacional, se enfrentaron Villa Crespo a Atlanta e Independiente Rivadavia. En un partido que era más que atrayente tanto para partidarios cómo para neutrales.

El partido comenzó chato, con los dos equipos que preferían resguardarse defensivamente y con pocas situaciones de gol claras. La primera, y quizá, la más importante del primer tiempo estuvo en los pies del número 10 de Atlanta Galeano, que a los 10 minutos tuvo un tiro libre que estampó contra el palo izquierdo de Leandro Finochietto. De ahí en más el partido tuvo poco y nada. Muy friccionado en el medio, con posesiones de pelota largas y pocos pases filtrados hacía adelante, con un juego lento y poco preciso, se podría decir que lo más divertido, fue la amonestación al número 5 leproso Gustavo Turraca. Independiente intentó incomodar al guardameta bohemio Rago con las subidas de su lateral Gallo y la estampa de un centrodelantero que aún que no marque goles juega para el equipo e incomoda siempre a los centrales rivales cómo lo es Matías Quiroga.


Así cómo lo mencionabamos anteriormente terminó el primer tiempo, sin pena ni gloria, con los dos equipos que se fueron al descanso con gusto a poco y con dos directores técnicos que necesitaban ajustar piezas y jugarsela un poco más en el planteamiento si querian llevarse la victoria.

El segundo tiempo comenzó más dinámico, con Independiente Rivadavia logrando conectar su mediocampo y logrando un juego más fluido, con volantes que intentaron desbordar y con Lucas Ambrogio que empezó a jugar mano a mano ante los defensores de Atlanta, logrando varías ocasiones y empezando mostrarse mejor que el rival en el partido.

¿El gran acierto para ganarlo? El movimiento de banco azúl. Mientras Atlanta sacaba un volante para poner a otro, Gabriel Gómez apostó por un delantero más enviando a la cancha a Eladio Ramos en reemplazo de Hernán Ruben. ¿El resultado? Un desborde de Gallo que logró definir Ramos mandando a guardar la primera pelota que tocó.

De ahí en más, todo fue para el azul, poco ayudaron los cambios de Atlanta que buscó poner a Klusener cómo referencia de área para equilibrar el resultado. Independiente se agrandó y se terminó adueñando de la pelota, jugando con los espacios y la desesperación de Atlanta que no encontraba el camino, así, cuando el partido transitaba su final, Ramos interceptó una pelota y corrió mano a mano con Rago para definir cruzado al segundo palo y decretar el segundo tanto para su cuenta personal cómo para el partido y así cerrando definitivamente el marcador.

Poco ayudaron los 5 minutos que el árbitro adicionó a un Atlanta que nunca encontró el camino. Así Independiente Rivadavia se lleva una victoria por 2 a 0 que vale oro y que le permite seguir soñando con la idea de colarse en el reducido.

SINTESIS:

Atlanta (0): Juan Francisco Rago; Gabriel Carrasco, Alan Pérez, Martín García, Augusto Gallo; Alejo Dramisino, Maximiliano González, Juan Galeano; Julián Marcioni, Fabricio Pedrozo, Juan Bisanz. DT: Alejandro Orfila.

Independiente Rivadavia (2): Leandro Finochieto; Jorge Scolari, Valentín Perales, Juan Pablo Freytes y Emiliano Endrizzi, Hernán Ruben, Gustavo Turraca, Diego Tonetto y Fernando Luna; Lucas Ambrogio y Matías Quiroga. DT: Gabriel Gómez.

Goles: ST: 21′ y 40′ Eladio Ramos.

Cambios: ST: 16′ Ramón Fernández por Marcioni (A), 20′ Eladio Ramos por Tonetto (IR), 29′ Gonzalo Klusener y Lucas Ríos por Pedrozo y Bizant (A), 30′ Jorge Zules Caicedo por Luna (IR), 33′ Agustín Verdugo y Franco Coronel por Scolari y Quiroga (IR) y 35′ Gonzalo Berterame por Gallo (A).

Estadio: León Kolbowski – Atlanta.

Árbitro: Gastón Monsón Brizuela.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.